Qué son los injertos para realizar dialísis

Tratamiento-para-la-insuficiencia-renal-cronica

Tratamiento-para-la-insuficiencia-renal-cronicaHemos hablado ya sobre los tipos de accesos vasculares o líneas vitales necesarias en los pacientes con insuficiencia renal que requieren de diálisis, además de las fístulas arteriovenosas existen los injertos.

Los injertos son similares a las fístulas arteriovenosas. A diferencia de la fístula que se crea por conexión directa de la arteria a la vena, el injerto se forma a través de una conexión indirecta de la arteria a la vena por medio de un tubo sintético. Por lo tanto, los injertos son usados normalmente cuando los pacientes con insuficiencia renal tienen venas estrechas o débiles que no permitirán que se desarrolle una fístula adecuadamente.

Así como en la fístula, este tipo de acceso vascular se implanta normalmente debajo de la piel de su brazo. Un cirujano practica un breve procedimiento con el fin de realizar adecuadamente el injerto.

El injerto es normalmente un tubo suave y sintético que se conecta a una arteria por un lado y a una vena por el otro. El tubo actúa como una vena natural, permitiendo que la sangre fluya a través de él. Después de la cirugía, el paciente con insuficiencia renal puede experimentar dolor e hinchazón en el área que cubre el injerto por tres o cuatro semanas. El brazo debería mantenerse elevado. Después que baje la hinchazón se puede utilizar un injerto para la hemodiálisis. Los injertos pueden ser utilizados repetidamente para la inserción de la aguja durante los tratamientos de diálisis.

Para mas información acerca de tratamientos para la Insuficiencia Renal visite el sitio: www.insuficienciarenal.com.mx

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *