Diálisis el paliativo que enferma la economía.

La enfermedad renal es pertenece al grupo de las enfermedades crónicas, mejor conocidas como silenciosas, esto quiere decir que en etapas tempranas (cuando hay mucho por hacer) no presentan síntomas, si no que las molestias se manifiestan una vez que el paciente se encuentra en etapas avanzadas o terminales.

respuesta_prevencion

respuesta_prevencionEl  Instituto Mexicano del Seguro Social IMSS  ha lanzado una agresiva campaña para combatir la  obesidad y las enfermedades derivadas de la misma, como es el caso de la diabetes, la hipertensión arterial y la insuficiencia

Renal.

Esto se debe a que los recursos destinados para atender a este tipo de pacientes especialmente a los pacientes renales  es insuficiente incrementando el número de desahuciados en el país  y en consecuencia convirtiendo a la insuficiencia renal en una enfermedad mortal para los pacientes y catastrófica para la economía de sus familias.

Es evidente que la manera de abordar el fenómeno por parte de las autoridades es errónea, pero en la  Cínica CinterMéxico tenemos una propuesta que permitirá romper con el círculo vicioso de enfermedad,  mala atención y muerte  que nos presentan las autoridades locales.

Explicando el fenómeno

La enfermedad  renal es pertenece al grupo de las enfermedades crónicas, mejor conocidas como silenciosas,  esto quiere decir que en etapas tempranas (cuando hay mucho por hacer) no presentan síntomas, si no que  las molestias se manifiestan una vez que el paciente se encuentra en etapas avanzadas o terminales.

El tratamiento de elección por los hospitales es la sustitución mecánica de la función renal,  es decir, la diálisis  peritoneal o la hemodiálisis, este tratamiento tiene un gran problema; Este tratamiento NO  revierte el daño renal, no cura nada,   su utilidad consiste en hacer el trabajo del riñón proveyendo al paciente de entre 3 y 5 años de función renal en lo que se puede conseguir un donador para trasplantarle un órgano nuevo,   esta de mas decir que un porcentaje importante de los pacientes no consiguen un órgano y en algunos casos, cuando lo consiguen la salud del cuerpo esta tan mermada que no puede tolerar la cirugía.

En el feliz caso de que el paciente obtenga un trasplante, el paciente requiere de medicamentos inmunosupresores de manera permanente para prevenir un rechazo del riñón donado por parte del cuerpo.

El presupuesto  para pacientes renales solo cubre las diálisis y los trasplantes de algunos, pero no hay recursos para los inmunosupresores y los gastos adicionales que tiene que hacer una persona, especialmente si llega el punto donde queda incapacitada para trabajar.

Es por ello que esta enfermedad no solo devasta la salud de quien la padece si no que también crea estragos insalvables para las familias.

De ahí que naciera esta  campaña que promueve la prevención, cosa  que es muy positiva, pero ¿Y si yo ya tengo un daño renal?

Nuevas perspectivas

Después de años de investigación y minucioso desarrollo técnico, los médicos de la clínica Medicacell han desarrollado un tratamiento que es capaz de regenerar las células  dañadas del riñón  y restablecer su función.

Es decir, el tratamiento que se suministra en la clínica CinterMéxico es capaz de detener el daño a las células del riñón derivado de múltiples causas  brindándole la oportunidad al paciente de dejar la diálisis y recuperar su salud, sin necesidad de usar medicamentos inmunosupresores ya que es su propio órgano que se regenera.

Recuerde que la amplitud de su ventana de oportunidad para esquivar diálisis y trasplante depende de la velocidad con la que usted se atienda,  por lo que si ya tiene un cuadro de insuficiencia renal contacte con la clínica CinterMéxico, para ello puede visitar la página www.insuficienciarenal.com.mx  para informarse.

Si usted no tiene síntomas pero quiere revisar como esta su salud renal, le aconsejamos visitar a su laboratorio de confianza y con una sencilla prueba de orina usted podrá conocer como esta su salud en general incluyendo su salud renal.

5 opiniones en “Diálisis el paliativo que enferma la economía.”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *