Tabaquismo e insuficiencia renal

tabaquismo

tabaquismoEl consumo regular de cigarrillos  provoca daños  a todo nuestro organismo, existen órganos más evidentemente afectados por este hábito como los pulmones pero los riñones  sufren serias complicaciones a causa de este hábito.  En  la clínica Cintermexico podemos tratar el daño renal producido por este hábito y por otros factores.

Sin importar cuantas campañas contra el tabaquismo se emprendan, cuantos impuestos le graven al tabaco,   la situación  es que la gente fuma  porque le gusta fumar  y porque  intenta pensar que no será del porcentaje que padece la enfermedad más temida y asociada con el tabaquismo el cáncer.

Y bueno quizá no fume lo suficiente para desarrollarse un cáncer, algunos fumadores toman medidas preventivas y cuidados extra para cuidar sus pulmones y su tracto respiratorio de una enfermedad asociada al tabaquismo y con un poco de suerte esos órganos permanecen sanos,   pero ¿Usted ha pensado en el daño que el tabaquismo causa a otros órganos?

Por ejemplo  son poco conocidos y difundidos los importantes efectos adversos del tabaco sobre nuestros riñones. Así, la mayor parte de las personas conocen el riesgo de contraer cáncer pulmonar pero muy pocas saben que también hay una fuerte asociación entre tabaquismo y cáncer de riñón y vías urinarias (uréter, vejiga).

Aunado a esto el tabaquismo es  un disparador de la hipertensión arterial, enfermedad que no solo ataca al corazón si no que interfiere con el buen funcionamiento de los riñones dificultando su función y destruyendo las células de este órgano de manera crónica.

Se estima que a partir de los 30 años perdemos anualmente un 1% de función renal, pero un fumador lo hace a un ritmo de 2.4% anual.

Dado que la diabetes se puede considerar ya una epidemia (246 millones de diabéticos en el mundo, que aumentarán a 380 millones para el año 2025) y en razón que esta enfermedad se complica frecuentemente con problemas renales (1/3 de los diabéticos desarrollan nefropatía diabética)  es importante al menos  pensar en dejar el habito, pues haciéndolo reducimos en un porcentaje importante las posibilidades de desarrollar una enfermedad renal.

Pensando en que la insuficiencia renal no presenta síntomas antes de llegar a una etapa muy avanzada o terminal,  le sugerimos que se  haga revisar por su médico por lo menos cada año y si es fumador se haga una prueba de función renal cada 6 meses como mínimo.

En caso de que usted sea diagnosticado con  insuficiencia renal en cualquiera de sus etapas  puede visitar la página www.insuficienciarenal.com.mx  para conocer nuevos tratamientos contra este padecimiento y si usted  no padece esta enfermedad  le invitamos a conocer cuáles son los hábitos para proteger a su organismo de esta y otras enfermedades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *