Un mundo con diabetes.

diamundial_diabetes2014

diamundial_diabetes2014El primer registro que se tiene  del padecimiento que hoy en día conocemos como diabetes  data del año 1873,  es un pergamino escrito por un sacerdote del templo de Inmhotep; en este documento se describe una misteriosa enfermedad que hacía que sus víctimas padecieran hambre, comieran pero adelgazaran rápidamente, orinaran con mucha frecuencia y fueran atormentados por una insaciable sed.

La enfermedad permaneció como un misterio medico hasta 1921 cuando el doctor Fred Banting descubrió  que la diabetes  es consecuencia de una disfunción del páncreas para producir insulina.

Sus experimentos  facilitaron el desarrollo de las inyecciones de insulina que en su momento prometían ser la cura para esta enfermedad  y aunque estas inyecciones encierran la clave para la supervivencia de los pacientes insulinodependientes, no los exentan de las complicaciones y los riesgos a la salud que esta enfermedad acarrea.

Una vez comprendido el método de acción de esta enfermedad y su tratamiento, no hubo más noticias relevantes hasta 1994 cuando se declaró el primer día internacional contra la diabetes, puesto que pasó de ser un padecimiento crónico, a una amenaza a la salud pública a nivel mundial, pues los casos de diabetes tipo I, tipo II y diabetes gestacional  se han disparado en las últimas dos décadas y sumado a esto la edad de aparición de esta enfermedad se ha ido haciendo cada vez menor, al grado de que es la regla y no la excepción la aparición de diabetes juvenil e infantil, afectando la calidad de vida de millones de personas y cobrando la vida de miles.

¿Cómo es que la diabetes se convirtió en un problema tan grande?

Debido a que la diabetes es una enfermedad no trasmisible, es decir, no existe un virus o una bacteria o un gen que active el padecimiento,  tenemos que poner atención en los hábitos que como sociedad moderna hemos adoptado para facilitar la proliferación de casos de diabetes.

Los elementos primordiales que nos hacen vulnerables a padecer esta terrible enfermedad son 3

  • Sedentarismo
  • Abuso en el consumo de azúcares
  • Abuso en el consumo de grasas.

La alza en el consumo de alimentos procesados, con altos contenidos de grasas y azucares, como la comida rápida y los refrescos, esto, aunado a un ritmo de vida ajetreado pero que no deja espacio para realizar actividades físicas.

El organismo del ser humano no está diseñado para procesar estos nuevos alimentos por lo que el abuso en el consumo de los mismos provoca  un desgaste extremo del páncreas, que se agota perdiendo la capacidad de producir insulina  dando como resultado pacientes insulinodependientes.

En otra modalidad de la enfermedad, la insulina producida por el páncreas es insuficiente para procesar la cantidad de azúcar en la sangre.

En ambos casos el exceso de azúcar en la sangre provoca una  intoxicación en el cuerpo que afecta a todos los órganos especialmente, células nerviosos, ojos y riñones, dando pie a problemas vasculares, insuficiencia renal  ceguera y perdida de miembros.

Actualmente no existe una cura definitiva para este padecimiento, los pacientes  pueden mantener un tratamiento con insulina y paliativos para las complicaciones relacionadas a esta enfermedad.

Es por ello que en el marco del día internacional  contra la diabetes, le sugerimos que mida sus niveles de azúcar por lo menos una vez al año, consuma entre dos y tres litros de agua al día, modere su consumo de azúcar y grasa  y haga como mínimo media hora de ejercicio al día.

Guardar estos hábitos le ayudara a esquivar esta enfermedad  y si ya la padece, la detección temprana le ahorrara complicaciones futuras y el desarrollo de enfermedades relacionadas. Si desea conocer mas acerca de la insuficiencia renal visite el sitio: www.insuficienciarenal.com.mx

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *