Los triglicéridos destruyen el riñón de los pacientes diabéticos

Los triglicéridos dañan el corazón y en los pacientes diabéticos también dañan al riñón.

trigli

Un estudio internacional realizado por 24 hospitales y clínicas de 13 países, ha permitido constatar la relación entre el riesgo de desarrollar insuficiencia renal y los altos  niveles de grasa  en pacientes con diabetes.

El estudio muestra que los triglicéridos y el colesterol están claramente asociados  al riesgo de enfermedad microvascular en los riñones de pacientes diabéticos.

Esto quiere decir que, aunque controles tu consumo de colesterol ‘malo’ con una buena dieta y medicamentos, en los pacientes con diabetes, los triglicéridos presentes en la sangre aumentan el riesgo de que desarrollen complicaciones renales como la insuficiencia renal.

Los triglicéridos son grasas que sirven para almacenar energía, pero si se acumulan pueden causar arterioesclerosis e insuficiencia cardiaca y en personas diabéticas  aumentan gravemente las posibilidades de desarrollar  insuficiencia renal.

-Yo tengo diabetes,  ¿Qué hago para cuidar mis riñones?

  • Para evitar que tus riñones se dañen debes cuidarlos de la siguiente manera.
  • -Consume tus medicamentos para disminuir tu nivel de triglicéridos
  • -Cumple con la dieta que te dé el médico que te esté tratando la diabetes
  • -Haz por lo menos una hora de ejercicio al día
  • -Además de medirte el azúcar a diario, hazte un análisis de sangre completo cada 6 meses.

Siguiendo los primeros puntos protegerás tus riñones,  el análisis de sangre es para monitorear si  has desarrollado un daño renal o no.

Debido a que la insuficiencia renal no tiene síntomas hasta que se vuelve terminal, es importante detectarla en etapas tempranas.

-¿Y si descubro que también tengo insuficiencia renal?

Si al hacerte un análisis de sangre encuentras cualquier problema con tu riñón, acude a la clínica CinterMéxico para  hacerte una valoración y puedas tomar un tratamiento de regeneración celular para recuperar tu salud antes de que requieras  hacerte diálisis o un trasplante.

Para conocer más sobre la salud de los riñones haz clic aquí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *