Complicaciones de la hemodiálisis

La hemodiálisis tiene muchas complicaciones, conócelas.

hemodialisis

El estilo de vida en conjunto con ciertas enfermedades tanto crónicas como agudas, tienen como consecuencia la destrucción de las células del riñón y posterior muerte del órgano.

Sin importar la causa, cuando los riñones comienzan a morir el tratamiento sigue este curso. Primero se detecta que enfermedad o circunstancia está destruyendo las células renales; una vez identificada la fuente se da el tratamiento de elección y el medicamento adecuado de acuerdo con la enfermedad cuya prognosis dependerá del tipo de enfermedad o de la voluntad del paciente de cambiar su estilo de vida.
Sin embargo en lo que refiere al daño renal, es más complicado restablecer la salud.

Si el daño en el riñón es leve, los tratamientos médicos incluso una breve temporada sometido a hemodiálisis puede resolver el problema.

Pero si el daño renal llega a ser moderado uno debe someterse a muchos cambios y tratamientos comenzando con las diálisis peritoneales y hasta la hemodiálisis para mantenerse con vida y a la espera de un trasplante o un cuadro de insuficiencia renal terminal. La cuestión con los tratamientos tradicionales ya no es si usted va o no a recuperar su salud, si no cuánto tiempo va a usted a sobrevivir a costa de su calidad de vida.

Las complicaciones de la hemodiálisis son:

 Los problemas de acceso vascular son la razón más común para la hospitalización entre personas que reciben el tratamiento de hemodiálisis.

• Algunos de los problemas comunes son infección, bloqueo por coagulación y mala circulación. Estos problemas pueden impedir que sus tratamientos den resultado.
• Podría tener que someterse a repetidas cirugías para lograr un acceso que funcione adecuadamente.

• Otros problemas pueden ser causados por cambios rápidos en el agua y el equilibrio químico de su cuerpo durante el tratamiento.

• Los dolorosos calambres musculares y la hipotensión (una disminución repentina de la presión arterial) son dos efectos secundarios comunes.

• La hipotensión puede hacerle sentir débil, mareado o mal del estómago.

La única alternativa que puede restablecer su salud renal sin trasplante y sin hemodiálisis es el tratamiento de la clínica CinterMéxico, el cual consiste en la regeneración de las células del riñón.

Para que este tratamiento sea exitoso debe acudir por una valoración antes de convertirse en un paciente renal terminal por lo que la premura entre el diagnostico y la atención en la clínica CinterMéxico son determinantes para recuperar su salud.

Si lo han diagnosticado, no postergue su visita y si está sano, considere realizarse una revisión médica cada año o cada 6 meses si es hipertenso, padece obesidad o es diabético.

Para mas información acerca de opciones de tratamiento para la insuficiencia renal llámanos a los teléfonos 01-55-5290-9497 o 01-55-4327-4771 desde la Ciudad de México al 5290-9497 o bien haga clic aquí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *